08 agosto 2007

Música+Poesía+Teatro... ¡Espectáculo asegurado!





MÚSICA + POESÍA + TEATRO… ¡ESPECTÁCULO ASEGURADO!

La Granja de San Ildefonso (Segovia) se vistió ayer con sus mejores galas para recibir una oportunidad única. Eran las diez de la noche cuando cerca de diez mil personas se reunieron en torno a un escenario para arropar tal acontecimiento. Las nubes concedieron una tregua y dejaron de llorar para disfrutar de dos fantásticas voces pertenecientes al panorama musical español. Dos voces que si no son las mejores poco falta para ello. Dos maestros, “compañeros, socios y, sin embargo, amigos”: Serrat & Sabina, Tarrés & Anibas… tanto monta, monta tanto. Una pareja de personajes que, a pesar de sus (casi) “cincuenta y diez”, continúan dándolo todo encima del escenario y repartiendo un pedacito de su alma a cada acorde que dejan escapar.

“(…) Ocupen su localidad y presten todos atención.
A punto está de levantarse el telón (…).”

Está claro que de algo grande sale algo grandioso, y no iba a ser una excepción este caso. Además, el hecho de tener a la Orquesta Mondragón como acompañamiento pone las cosas un poco más fáciles para que salgan bien.
Sobre el escenario ayer se mezclaron dos personas y estilos muy diferentes, pero a la vez idénticos: ése en vaqueros, aquél luciendo frac y bombín; uno más suave, el otro más cañero, pero los dos grandes cantantes; uno de mar, otro de tierra, pero ambos grandes poetas. La unión acabó siendo tan uniforme que la puesta en escena, pieza de teatro bien ensayada, parecía como si de una conversación se tratase. Sorprendente fue también la forma de enlazar sus canciones con bromas ingeniosas así como la estrecha relación que supieron mantener con el público en todo momento. Aquello simulaba un guateque entre amigos, de “buen rollo”, pues transmitían, ante todo, confianza y ganas de prestar al viento el desgarro de miles de cuerdas vocales. La temperatura era ideal tanto encima del escenario como en el ambiente. De entre su amplio repertorio destacarían canciones como: Mediterráneo, Penélope, Pueblo Blanco, Lucía, … de Joan Manuel Serrat; Contigo, 19 días y 500 noches, Princesa, Noches de Boda, … de Joaquín Sabina. En algunos temas los “escuchantes” pudieron degustar una perfecta fusión de voces pocas veces oída. Dos horas haciendo vibrar a todos los fans que a duras penas pudieron aguantar sentados todo el concierto y al final esa magia que inundaba ayer el campo de fútbol de la localidad segoviana hizo que acabaran saltando en las cuatro últimas canciones que los artistas brindaron en muestra de su gratitud.

“(…) Agradeciendo al personal su estrecha participación.
A punto está de terminar la función (…).”

Gracias a ellos por el buen rato que nos hicieron pasar a todos los allí presentes. Mereció la pena.

1 comentario:

Cientificoloco88 dijo...

Joe, me ha encantado tu artículo. Y me has dado mucha envidia. Al final yo también tenia que haber ido al concierto!!!