14 agosto 2007

Los 7 Pecados Capitales











































7 Pecados Capitales



Los Pecados Capitales ya fueron nombrados como tal en la Edad Media; de hecho ya fueron listados por Dante Alighieri en la “Divina Comedia”. Son opuestos a las “Virtudes Cardinales”. Son vicios morales y se dice que la única forma de purificarse después de haberlos cometido es hacer penitencia en el Purgatorio. Podría empezar a divagar por el tema pero creo que con una breve explicación de cada uno es suficiente para matar la curiosidad:

Avaricia: afán desordenado de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas.

Envidia: deseo de algo que no se posee (y que posee el prójimo).

Gula: exceso en la comida o bebida, y apetito desordenado de comer y beber.

Ira: apetito o deseo de venganza (appetitus inordinatus vindictae).

Lujuria: vicio consistente en el uso ilícito o en el apetito desordenado de los deleites carnales o placeres eróticos (appetitus inorditatus delectationis venerae).

Pereza: negligencia, tedio o descuido en las cosas a que estamos obligados.

Soberbia: altivez y apetito desordenado de ser preferido a otros. Satisfacción y envanecimiento por la contemplación de las propias prendas con menosprecio de los demás. De éste pecado se desglosan una faltas menores que son: la vanagloria, la jactancia, el fausto, la altanería, la ambición, la hipocresía, la presunción, la desobediencia y la pertinacia.

Los llamados Pecados Capitales son 7 al igual que los 7 enanitos de Blancanieves. Si buscamos ejemplos de cado uno de los pecados, encontraremos que en muchos de los cuentos que nos leían nuestros padres antes de dormir aparecen siempre bajo la careta de la bruja, el ogro, etc.; es decir, que todas esas historias tenían una moraleja y en ellas estaban perfectamente delimitados el bien y el mal.
La Avaricia la podemos encontrar en el personaje del Rey Midas.
La Envidia en las hermanastras de La Cenicienta.
La Gula está presente en el gallo Kiriko.
La Ira en la madrastra de Blancanieves.
La Lujuria, al ser en cierto modo todavía un tema tabú, no aparece (y menos mal, porque con lo precoces que son los niños de hoy…) en los cuentos infantiles, aunque sí en gran parte de la programación televisiva.
La Pereza en la cigarra.
La Soberbia en el emperador sacado del cuento de “El Traje nuevo del Emperador” y en la Ratita presumida.

Éste no es un tema actual, sino intemporal, y no pretendo con él informar de nada, sino entretener. Espero que os haya parecido si no divertido, curioso. Un cálido saludo.

1 comentario:

dafne dijo...

Dato informativo:
La pintura que aparece justo encima del título es una tabla de El Bosco (pintor de ese tríptico famoso, que le encargó Felipe II, cuyo nombre es "El Jardín de las Delicias" y que se encuentra en el Museo del Prado... ¿sabéis ya cuál es?) llamada "Los (7) pecados Capitales".