23 junio 2007

Selectividad

Ayer fue la entrega oficial de las notas de la selectividad en Castilla y León y en gran parte de España. La verdad es que yo sólo me presentaba para subir nota así que no perdía nada pero tras cuatro meses preparándome las seis asignaturas me hubiera gustado haber tenido unos resultados un poco más dignos.
El año pasado obtuve un 8,19 de nota final (en el expediente de bachillerato tenia un 8,65), una décima por debajo de la necesaria para entrar en las Licenciaturas de Medicina en la Comunidad de Madrid pero suficiente para entrar en las de Castilla y León u otras comunidades. Como no estaba decidido entre Biología y Medicina pues decidí que las notas decidieran por mi. Pues las notas decidieron que en Medicina no entraba así que obtuve plaza en la Licenciatura de Biología en la Universidad Autónoma de Madrid. Tras un semestre allí me empezaron a surgir las dudas sobre la carrera porque las perspectivas de trabajo son realmente penosas (ya me habían advertido pero hasta que no entras no lo tomas en serio), la gran competencia y la poca especialización de la carrera (los tres primeros años son demasiado generales). Me lo planteé y decidí volver a presentarme a PAU para intentar arreglar el desastre de la selectividad del año anterior. Y llegamos al día de hoy.
La nota que he obtenido este año ha sido 8,27, es decir, he obtenido 0,08 puntos más. El gran problema es que la nota de corte de Medicina en la UAM es de 8,28, una centésima más. Lo curioso del tema es que he mejorado en asignaturas como Química (he pasado del 5,5 al 9,7), en Física (del 7,3 al 8,05) o en Inglés (del 7,5 al 8,3), en Biología me he mantenido en el 8,5 pero en las dos asignaturas de letras ha sido un desastre (en Filosofía del 9 al 5,75 y en Lengua del 7,5 al 6). Sé que esas notas son demasiado bajas (más adelante os cuento el porque) así que he presentado una solicitud de doble corrección en ambas asignaturas sobre una nota de 7,5 en ambas. Ahora sólo queda esperar al día 3 de Julio, cuando nos darán las notas definitivas y en caso de seguir disconformes se abre la posibilidad de entrar en la vía administrativa mediante una reclamación contencioso-administrativa, aunque dicha vía no creo que llegue a utilizarla porque conlleva grandes riesgos de rebajar la nota.
Esta claro que con estas notas nadie (o casi nadie) estaría descontento pero yo sí y tengo mis razones. La primera es que después de varios meses preparándome para PAU, obtener una nota que se va a quedar a un par de centésimas de la nota de acceso quema mucho. Pero hay más razones que me han hecho pensar en la verdadera validez de esta prueba. Os explico.
En comunidades como la nuestra en la que hay más de una provincia, los exámenes de cada provincia se corrigen siempre en otra. Pues bien, hemos sabido (por fuentes no oficiales pero "de confianza") que este año los exámenes de la asignatura de Filosofía de la provincia de Segovia han sido corregidos por dos profesores de Valladolid (lo que no sabemos son sus nombres, claro). Lo que también hemos visto es que estos profesores han aplicado los criterios de corrección de manera muy distinta porque hay alumnos con notas muy altas y otros con notas muy bajas pero no hay casi nadie con notas intermedias. Pues bien, por lo visto estos dos profesores corrigieron los exámenes en una misma sala. Uno de los profesores (el que supuestamente ha sido más benévolo) le comentó al compañero que "tal vez" estaba calificando demasiado bajo y que iba a tener demasiadas reclamaciones. Como contestación obtuvo que a él eso le daba igual, que los alumnos reclamásemos porque a él no le iban a volver a hacerlos corregir... (Aclaración: en las dobles correcciones y las reclamaciones el nuevo corrector es SIEMPRE distinto al anterior). Claro está, nos hemos quedado alucinados. Parece mentira que estos correctores (que se presentan voluntariamente y obtienen una remuneración económica) no tengan en cuenta que las calificaciones que vayan a poner van a influir en si el alumno va a poder o no acceder a los estudios que quiere. No digo con esto que los profesores tengan que poner notas altísimas para favorecer al alumno pero sí creo que deberían ser más serios y objetivos. Da la sensación de que los correctores piensan eso de : "Como haga lo que haga me van a pagar lo mismo, pues corrijo como me apetezca para perder el menor tiempo posible y listo". Pues nada, lo primero que la remuneración económica vaya en función de las reclamaciones que se pongan al profesor.
Otro caso similar al anterior es el siguiente. Por lo visto, uno de nuestros profesores del instituto se encontró con que, la semana pasada, una chica joven tenia un taco de exámenes de PAU en la piscina del Casino de Segovia. La chica en cuestión no era, ni más ni menos, que la hija de la profesora (de Química) que fue nuestra vigilante en todos los exámenes de la PAU. Por lo que pudo observar nuestro profesor lo que estaba haciendo la hija de esta profesora era comprobar que la suma de las puntuaciones dadas por su madre estaban correctas. ¿Alguien ve normal que unos exámenes que tienen tanta importancia vaya una "hija de" paseandoles por toda Segovia y llevandoseles a la piscina como quien se lleva el "Hola"? La seriedad de los profesores que se ofrecen como correctores deja mucho que desear.
Ya fuera del tema de los profesores, la prueba de selectividad sería una idea fantastica (por eso de que iguala en nivel de todos los estudiantes) si no fuera porque ese nivel es distinto por cada comunidad autonoma. Me explico. Para empezar, los contenidos del bachillerato son distintos en cada una de las comunidades. Así hay en comunidades en las que se explica, por ejemplo, la fisión nuclear y en otras no. Vaya, que ni tan siquiera del Bachillerato salimos con unos conocimientos similares. Por otro lado, la prueba de Selectividad es completamente distinta en cada comunidad. Por ejemplo, en Castilla y León el examen de Filosofia incluye a 10 autores mientras que en Madrid solo incluye a 5 (o 6, no estoy seguro) pero autores como Ockham, Descartes o Marx no se enseñan en varios institutos. Otro ejemplo, en Castilla y Leon las pruebas de Quimica y Física son dos opciones cerradas (que hay que realizar enteras) mientras que en Madrid son dos opciones abiertas, es decir, cada opción esta compuesta por varios bloques y en cada bloque se deja elegir al alumno dos ejercicios de entre los 5 propuestos. Los de Madrid son exámenes "a la carta". Hay más, en las dobles correciones en Castilla y León sí se permite que el segundo corrector de una calificacion inferior a la inicial con lo que SÍ se puede bajar la nota mientras que en Madrid la segunda calificacion nunca puede ser inferior a la primera con lo que NO pueden bajar la nota. Al final vemos que hay comunidades donde la PAU es mucho más fácil que en otras. Ahora bien, la pregunta es ¿porque Castilla y León no da más facilidades como hacen en la mayoría de las comunidades? Pues muy sencillo. En la Universidad de Valladolid y en las otras Universidades castellano-leonesas llevan algunos años en los que hay una cierta dificultad para encontrar alumnado debido a que mucha gente de provincias como Segovia o Ávila se van a Madrid o en Soria que se van a Zaragoza. La solución que han ideado es intentar "rebajar" las notas de los estudiantes de la comunidad para que, al ser rechazados en otras comunidades no tengan otra posibilidad más que quedarse en la comunidad o irse a otras provincias mucho más lejanas (la mayoría al final decide quedarse en la comunidad, claro).
Como diría Marx, esto es muy "alienante" para los estudiantes pues el fruto de su trabajo (que al fin y al cabo son las notas) se ven perjudicadas (robadas) por una decisión política. Al fin y al cabo la Universidad es un negocio. No hay más que ver que en cualquier universidad pública se esta pagando el curso de una carrera de letras entre los 600-800€ y una carrera de ciencias entre los 800-1000€ (en Medicina asciende hasta los 1200€ aunque en cursos superiores puede llegar hasta los 1500€).
En comunidades con idioma co-oficial como en Cataluña o Comunidad Valenciana las clases se imparten (según la Universidad Autónoma de Barcelona) en catalán en el 60-70% de las asignaturas, lo que hace que estudiantes de comunidades castellanas o aprendemos catalán (al menos ellos dan a los "extranjeros" un curso intensivo en verano gratuito) o no podemos optar a plaza en las universidades de estas comunidades.
Al final eso de que la PAU pasa por un mismo rasero a todos los estudiantes es una mentira cochina. La PAU es una herramienta para controlar el flujo de estudiantes que entran y salen en las universidades de cada comunidad y así aumentar los beneficios de estas.
Yo, desde aquí, le digo a la señora Ministra de Educación y Ciencia que si quieren construir un sistema educativo de calidad que empiecen por la PAU. Yo propongo una selectividad única en todo el territorio nacional. un curriculum de bachillerato común a todas las comunidades y que se ejerza un control sobre la remuneración económica de los profesores. Además, que se garantice en las universidades que todas las asignaturas (al menos en primer curso) sean impartidas en castellano además de en el idioma co-oficial. Ya sé que ni la Ministra ni nadie del gobierno van a oir mis quejas pero por probar que no quede.

2 comentarios:

Rui dijo...

Que putada por un par de décimas. A ver si hay suerte y las reclamaciones salen bien.

Lo de las correcciones que comentas y lo de la piscina, me parece tan... típico. Siempre se oyen cosas de este tipo. Pero no hay manera de sancionar este tipo de cosas y eso que están recibiendo un sueldo. ¿No meterían un paquete a un cirujano si dejase operar a su hijo de 15 años? pues aquí que hagan lo mismo.

Por otro lado haces un apunte de los que más me duelen no sólo a nivel de estudios sino a nivel de trabajo público. El tema es el de la cooficialidad de lenguas. Si tu, castellano de Segovia, quieres acceder a un puesto público en alguna comunidad con otro idioma cooficial, tendrás que pasar una prueba de idioma. A mi esto me parece perfecto, pero ¿Qué pasa con el catalán, el vasco o el gallego que quiere una plaza pública en Segovia? ¿Tiene un examen de idioma? ¿Tienes alguna ventaja sobre él? el sí que la tiene sobre ti. ¿Habría que hacer un examen de castellano para acceder a los puestos públicos? Esto podría beneficiar a aquellos estudiantes que siempre han dado un único idioma y les beneficiaría sobre aquellos que tienen que repartir las horas entre dos (cuando esto sucede claro).

En fin, espero que todo te salga bien y que consigas la nota suficiente para poder estudiar Medicina en Madrid. Ánimo

Cientificoloco88 dijo...

Gracias. A ver si es verdad que hay suerte. En cuanto a lo de la co-oficialidad del segundo idioma no tengo nada más que añadir. Comparto todo lo que has dicho. Saludos.