13 abril 2007

¿¿Por qué diferentes??

Tras unos días de poca inspiración, un par de noticias me han traído una de mis reflexiones a la cabeza. Por si no lo había dicho ya, me declaro en contra de las Comunidades autónomas. No porque sea defensor del sistema centralista(que no lo soy) sino porque creo que el sistema de comunidades está trayendo una serie de desigualdades entre ciertas regiones de España que no me parece normal (por ejemplo sueldos, pensiones, sanidad...). También admito que cuando las comunidades autónomas están bien administradas pueden ser muy beneficiosas y no hay más que ver los casos de Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco o Andalucía (una de las pioneras en España en cuanto a legislación científica). En conclusión, que a lo que me opongo es a las comunidades autónomas, como la de Castilla y León, que más que beneficiar a los ciudadanos lo que hacen es perjudicarlos y favorecer las diferencias entre las diferentes provincias. Voy a poneros varios ejemplos.
La gestión del sistema educativo ya lleva unos cuantos años transferida a las comunidades autónomas. Esto más que beneficiar esta perjudicando y creando diferencias entre los estudiantes que mucha gente no puede ni imaginar. Yo como estudiante me he dado cuenta, sobre todo, al entrar en la Universidad. Se supone que cualquier estudiante español puede estudiar en cualquier Universidad pública española siempre y cuando su nota de Selectividad le permita obtener la plaza deseada. Esto, que en la teoría parece muy sencillo y justo, en la práctica no lo es tanto. Para empezar los exámenes de Selectividad son distintos en cada comunidad autónoma haciendo que en algunas comunidades el examen sea tremendamente fácil y en otras mucho más difícil lo cual ya crea desigualdades porque la nota que se obtenga de ese examen tiene la misma validez para un estudiante madrileño, uno gallego o uno castellano. Pero aún hay más. En Universidades de comunidades como Cataluña, Galicia o el País Vasco donde, además del castellano, hay otra lengua oficial, las clases se imparten en el idioma de la comunidad en el 70% de los casos. Esto es debido a que, al menos en Cataluña, es el profesor el que decide en que idioma imparte la clase. Esto hace que, por ejemplo, los catalanes al conocer tanto el catalán como el castellano puedan acceder a cualquier universidad pero para un estudiante, por ejemplo y como es mi caso, segoviano esa posibilidad sea mucho más difícil. En realidad la plaza la puede obtener pero se ve obligado a recibir un curso durante el verano de catalán. Además, esa peculiaridad de las universidades catalanes hace que estas tengan unas notas de acceso(que viene dada por la oferta/demanda en el curso anterior de los propios estudiantes) mucho mas bajas que en el resto de España, lo cual da a los estudiantes catalanes una mayor ventaja para acceder a los estudios que deseen. Pero casos similares son los que ocurren, como ya he dicho, en pensiones, en el sistema sanitario o en los sueldos de funcionarios y personal cuyo sueldo esta regulado por la comunidad autónoma(como los médicos y el resto de personal sanitario).
Centrándonos en Castilla y León también podemos ver casos muy llamativos, sobre todo en lo que se refiere a inversiones. En el caso de Valladolid, capital de la comunidad, por todos es sabido que son los grandes beneficiarios de la comunidad, algo que me parece absurdo porque hay otras ocho provincias con muchos más problemas que Valladolid y a las que se hace caso omiso.
El caso contrario a Valladolid es Soria. Otro caso equivalente a Teruel. Es, probablemente la provincia que menos inversiones recibe y cuando recibe algo es para construir un parque industrial-empresarial llamado "Ciudad del Medio Ambiente" a orillas del río Duero en una zona de especial protección ambiental(¡¡¡que ironía!!!).
Ávila es un caso muy especial. Al igual que Segovia ha sido una ciudad que estaba bastante "abandonada" pero cuando coincidió el PP tanto en el Gobierno estatal, comunitario y del Ayuntamiento la ciudad salió a flote y ha dado un cambio espectacular. Supongo que los abulenses estarán muy agradecidos al señor Acebes (que para eso es de allí) pero a mi, sinceramente, me parece un caso de favoritismo político.
Por ultimo me remito a Segovia, el caso que más conozco por vivir en la ciudad. Hasta la actual legislatura Segovia ha estado en una situación de parálisis total. Con el actual alcalde se han hecho numerosas reformas (nuevos autobuses urbanos, restauración de la Casa de la Moneda, el parking de Padre Claret (en construcción) y el de Jose Zorrilla, el proyecto de la Ciudad de las Artes y la Tecnología (CAT) o la nueva estación del AVE). También ha tenido numerosos fallos pero, claro está, sin hacer nada no se tienen fallos pero tampoco hay cambios para la ciudad. El proyecto del CAT, ha sido apoyado presupuestariamente por el Estado pero no es así con la Junta. Dentro del proyecto de la actual legislatura, también se encontraba la reconstrucción del Teatro Cervantes. Es un caso curioso.
El actual proyecto del Teatro Cervantes es una modificación del proyecto original aprobado por la Junta y Patrimonio. Esas modificaciones en el proyecto original(incluida la altura) se hicieron porque el Ayuntamiento observo ciertos problemas funcionales en el proyecto original. Tras unas mediciones, el 25 de Marzo del 2006 la Junta decidió paralizar las obras de construcción porque la altura superaba en 3,15m la altura prevista. Desde entonces ha existido un tira y afloja entre el Ayuntamiento y la Junta. Hace unos días, el Ayuntamiento cedió y presentó un nuevo proyecto que rebajaba la altura aunque todavía superaba en 1,35 metros la altura original. Aún así, la Junta ha vuelto a rechazar el proyecto. Al fín, parece ser que el Ayuntamiento ha decidido volver al proyecto original pero anunciando que esto va a suponer que haya que excavar en el subsuelo para poder conseguir las dimensiones mínimas del escenario (como se decía en el proyecto original) con el riesgo para la muralla y la Casa de los Picos que esta excavación conlleva aparte de la pérdida de un sótano bajo el escenario. En mi opinión, el largo año que ha estado la estructura en las condiciones actuales ha perjudicado más la imagen de la muralla que si el proyecto se hubiera acabado con el exceso de altura. Además, prefiero ver un edificio de mayor altura a que se haga una excavación que puede poner en peligro la muralla. Por último, a mi entender, las razones que ha dado la Junta para la paralización de la obra son insuficientes. Admito que 3m de altura son muchos metros pero creo que la verdadera razón para la paralización del Teatro Cervantes es electoral.
Mientras se conocía el anuncio del rechazo de la modificación del proyecto del Teatro Cervantes hace unos días, también conocíamos la inauguración del Auditorio de Valladolid.
Conclusión: mientras en Valladolid estrenan su nuevo y flamante Auditorio, en Segovia estamos apelotonados en el Teatro Juan Bravo(si es que se consigue entrada porque antes de la venta suelen estar repartidas la mitad de las butacas en forma de invitación a las "grandes personalidades") porque a la Junta no le da la gana permitir unas obras necesarias escudándose en argumentos estúpidos con tal de ganar un puñado de cochinos votos.

Nota: La Comisión Territorial de Patrimonio está formada por expertos (algunos no tan expertos) nombrados por la Junta de Castilla y León(véase el caso del señor Municio) sin que exista ningún representante del Ayuntamiento de Segovia en la misma. Esta situación se mantiene desde hace años y ha sido denunciada en numerosas ocasiones por el Ayuntamiento. De esta manera, la Junta puede llegar a paralizar cualquier proyecto directa o indirectamente, a través de la Comisión. Así, ya ha paralizado el Teatro Cervantes y ha publicado un informe en contra del PGOU de Segovia

Se paralizan las obras del Teatro Cervantes
La modificación también es rechazada
El Ayuntamiento vuelve al proyecto original
Todas las noticias sobre el Teatro Cervantes
La situación de la Comisión de Patrimonio

1 comentario:

noticias dijo...

guaaa!! me encanta el blog, siempre encuentro temas muy interesantes.